Carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en el uso terapéutico de Anhídrido Carbónico (CO2) un gas de bióxido de carbono incoloro e inodoro administrado por vía subcutánea o percutánea.

Actualmente este método terapéutico es utilizado en Medicina Estética, por su efecto lipolítico al degradar la grasa y disminuir la fibrosis, como tratamiento en patologías como la Paniculopatía Edemato Fibro Esclerosa (celulitis), obesidad, lipodistrofias localizadas, lipomatosis múltiple, entre otras, complementado con técnicas mejoradas que permiten un control de la dosis del CO2 en cuanto al flujo, tiempo de inyección y la dosis aplicada.

EFECTOS TERAPEUTICOS DEL CO2 POR APLICACIÓN PERCUTANEA.

- Estudios realizados en Francia demuestran que la aplicación percutanea en pacientes tratados con aguas termales ricas en CO2, aumentaron su flujo sanguíneo en el microcírculo subcutáneo mejoran así los síntomas de claudicación en diversas etiologías, con o sin ulceras en miembros inferiores (Ambrosi, 1986; Vacher, 1987).

- Eritema con sensación de calor que se presenta por ejemplo tanto en la celulitis como en las adiposidades abdominales (por la acción a nivel vascular del gas).

- Vasodilatación capilar.

- Notable mejoría en la calidad del tejido (piel más lisa y adelgazamiento de las zonas afectadas).

- Potenciamiento del efecto de Bohr (al aumentar la concentración CO2 se reduce la hemoglobina por el oxigeno)

- Efecto lipolitico (por aumento de los procesos oxidativos, con escisión de los triglicéridos, el glicerol y ácidos grasos).

INDICACIONES:

 

  • Angiología: arteriopatías periféricas y microangiopatías.
  • Dermatología: Psoriasis, ulceras varicosas.
  • Reumatología: artritis aguda.
  • Medicina Estética: Celulitis, adiposidades localizadas (antebrazo, papada, abdomen, área glúteo-femoral, etc.)
  • Flacidez muscular.