Ozonoterapia

Digamos en primer lugar como actúa la Medicina Biológica, según el Dr. Hartmut Heine:

“El objetivo de la medicina biológica consiste en la activación de las fuerzas de autocuración del organismo mediante estímulos débiles. Débil significa que únicamente los estímulos muy débiles y específicos pueden activar funciones vitales, en tanto que los muy fuertes las inhiben (ley biológica fundamental).”

Las enfermedades se deben de tratar siguiendo los procesos biológicos convenientes, en armonía con la naturaleza, para que nuestros sistemas de defensa actúen en la dirección adecuada, de esta forma nuestro organismo mantega óptimamente su natural capacidad de curación, con menos riesgo de iatrogenia y además evitando recidivas.

Lo más importante de la terapia biológica es el restablecimiento del equilibrio inmunológico, drenaje de sustancias tóxicas y control de exceso de radicales libres.

La medicina biológica ejerce de puente y lugar de la Medicina Naturista, la Acupuntura y la homeopatía, para que entre todas estas terapias médicas mantengamos y recuperemos nuestra salud de la forma más conveniente para nuestro cuerpo, además de que cualquier tratamiento tanto de medicina o cirugía estética tenga mayor efecto y duración.

Entre las terapias biológicas destaca los tratamientos con OZONO, el oxigeno naciente, como se le denomina, ya que el ozono es oxigeno, que en vez de tener dos átomos de oxigeno tiene tres, y concretamente el ozono médico (03) es, pues, O2 con una pequeña cantidad de O3, con una extraordinaria acción terapéutica consistente en transformarse en pocos minutos, dentro del organismo, en átomos de oxigeno, de aquí el nombre de oxigeno naciente, con grandes posibilidades en el campo de la medicina:

Es un potente GERMICIDA, tanto para las infecciones bacterianas, víricas, como para tratar los hongos. Por eso se utilizó, por primera vez en el campo médico, en la 1ª guerra mundial para la limpieza de heridas en los soldados.

AUMENTA EL RIEGO SANGUINEO, ya que el ozono actúa directamente sobre los glóbulos rojos aumentando su capacidad de transporte de oxígeno, por lo que su aplicación es beneficiosa en los trastornos del cerebro, corazón y periferia (brazos y piernas), como la insuficiencia vascular, las ulceras, perdidas de memoria, envejecimiento, claudicación intermitente o pierna del fumador, secuelas de las embolias cerebrales o infartos de miocardio…

ACCIÓN DESINTOXICANTE, por su acción estimulante en la eliminación de residuos, tanto por su aumento del riego circulatorio como por su acción depuradora en si por sus propiedades viricidas, bactericidas y fungicidas, útiles en enfermedades como las reumáticas, de la piel, alergias, infecciones de repetición, trastornos metabólicos como el aumento del colesterol, triglicéridos o acido úrico…

ESTIMULA EL TEJIDO DE GRANULACIÓN, por lo que ayudan a curar rápidamente las heridas, las ulceras y las quemaduras.

EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR, favoreciendo la circulación, aportando oxigeno consigue reducir la contractura, el dolor y la inflamación, con lo que la lesión tiende a la curación en un tiempo mucho menor. Por lo que es útil en las lumbalgias, ciáticas, cervicalgias, dorsalgias, epicondilitis, artrosis…´

EN EL TRATAMIENTO DE LA CELULITIS, debido a su capacidad de aumentar la vascularización y la acción drenante en las zonas con celulitis como son los muslos y el abdomen, es el tratamiento de elección en las celulitis rebeldes.

EL OZONO SE PUEDE APLICAR:

  • Aplicación directa sobre la piel, por medio de bolsas de plástico adecuadas.
  • Inyecciones subcutáneas o intramusculares.
  • Autohemoterapia, por medio de sueros intravenosos.
  • Inyecciones intrarticulares.
  • Agua o aceite ozonificado.
  • Insuflación del intestino.

Entre las contraindicaciones del ozono tenemos:

  • Pacientes con hiperfunción de la tiroides descompensada.
  • Hemofilia.
  • Alérgicos al ozono.
  • Hemorragias recientes.
  • Enfermos tratados con anticoagulantes, como el sintrom.

Actualmente son técnicas pocos conocidas, pero debido a su gran eficacia y rápidos resultados, en países como Alemania en encuestas de hace 10 años demostraban que más del 50% de la población utilizaban métodos biológicos periódicamente para tratar sus problemas de salud y en nuestro país varios hospitales la han incorporado a su cartera de servicios.